Hojas de Inspiración

Una visión para el autodescubrimiento (por Lakshmi)

Lakshmi Devi

En el viaje de autodescubrimiento y crecimiento personal es común que se enfatice en una única técnica o en el desarrollo de una sola dimensión del Ser. Por esta vía se dominan ciertas prácticas y se alcanzan avances en algunos ámbitos de la consciencia. Sin embargo, en ocasiones aparecen desafíos que requieren de una visión más amplia capaz de llevarnos a una realización más profunda y abarcadora.

Este aspecto problemático del viaje de autodescubrimiento ha sido debatido ampliamente en el pensamiento de la India. En la filosofía Samkhya (una de las principales escuelas del hinduismo), el Camino Triple hacia la realización espiritual está compuesto por Bhakti (devoción), Jnana (conocimiento) y Karma (entendido en este contexto como el sendero de la acción o el servicio). Históricamente los tres senderos han marchado en distintas direcciones y sus practicantes han procurado establecer una superioridad de uno sobre el otro. Los seguidores de Bhakti han señalado la aridez del pensamiento filosófico excesivo y la limitación del intelecto para experimentar la vastedad del mundo espiritual. Por su parte, los practicantes de Jnana han enfatizado el poder del ser mental para discernir y han relegado la devoción a una menor posición, por estar asociada a los sentimientos y la pasión. Finalmente, quienes han escogido la vía del Karma han afirmado que Bhakti and Jnana descuidan la acción en el mundo y la responsabilidad de cuidar a los otros.

Pese a las discusiones e intentos de división, numerosos filósofos (entre ellos Sri Aurobindo) han insistido en que cada una de estas vías requiere de las otras dos para la realización integral. Bhakti puede tornarse desenfrenado, caótico y fanático sin la unión con la mente, y Jnana puede devenir en un sendero seco y sin sentimientos sin el corazón como complemento. Cuando estas dos vías convergen, se elevan mutuamente y se profundizan en una simbiosis de realización. Pero ellas requieren de Karma como estadio final del camino triple, pues este permite su integración en la vida. En conclusión, para ser capaces de espiritualizar nuestro ser en acción necesitamos del conocimiento (Jnana) del Ser y de la naturaleza del mundo, acompañado de la calidez, gracia y afecto del corazón (Bhakti).

Ahora bien, la realización completa del Triple Camino del corazón, el conocimiento y la acción requiere de su cultivo en tres dimensiones del nuestro Ser, que debemos descubrir, comprender y conquistar. La primera es el Ser Interior, el Ser que se encuentra detrás de nuestra personalidad exterior regida por los sentidos. El segundo es el Ser Trascendental, la realidad más allá de nosotros como seres individuales, los más elevados, universales y profundos niveles del Ser, la Divinidad, Dios. Por último, el Ser en la vida, donde manifestamos las realizaciones, comprensiones y experiencias con los otros y el mundo, mediante los actos amorosos, compasivos y responsables.

La unión entre el Camino Triple y su realización en las dimensiones del Ser (Interior, Trascendental y Ser en la vida) nos plantea una visión panorámica y de largo plazo. En el sendero de Bhakti la meta es el descubrimiento de nuestra naturaleza amorosa (Ser Interior), la experiencia del Amor espiritual (Ser Trascendental) y la manifestación de una calma dinámica y un amor incondicional (Ser en la vida). Con Jnana el objetivo es el hallazgo de nuestro ser verdadero más allá del ego (Ser Interior), la entrada en una sabiduría de elevada consciencia (Ser Trascendental) y la expresión de una inteligencia clara e intuitiva (Ser en la vida). Finalmente, con Karma el propósito es la revelación de una bondad innata (Ser Interior), el encuentro con una fuente de generosidad ilimitada (Ser Trascendental) y la práctica del servicio como manifestación de esa Fuerza dadora en el mundo (Ser en la vida).

Esta visión para la realización espiritual puede guiarnos en nuestro viaje personal. Nos ayuda a preguntarnos: ¿Qué camino debería cultivar con más énfasis: la devoción, el conocimiento o el cuidado de otros? ¿Qué dimensión del ser requiere atención: Ser Interior, Ser Trascendental o Ser en la vida? ¿Qué acciones debo llevar a cabo para desarrollar más amor, claridad o servicio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: