Hojas de Inspiración

Las aspiraciones para el Año Nuevo (por Lakshmi Devi)

Bill Hulse. billhulse14@gmail.com

Las festividades marcan el fin o el comienzo de un ciclo, la entrada en una nueva etapa de la vida. Detrás de las connotaciones sociales de las celebraciones es posible encontrar un carácter transformador, simbólico o sagrado. Por ello estas fechas son una oportunidad para hacer un balance del pasado y aspirar a un futuro mejor.

En la mayoría de las comunidades ancestrales, el comienzo de un nuevo ciclo se celebraba con una actividad social y cultural, que reunía a todos los miembros para festejar con danza y diversión. Pero a la vez, era el tiempo para invocar los dioses, los arquetipos o las cualidades sagradas que prepararan y concedieran dones a la comunidad para el siguiente ciclo. Es decir, la celebración exterior buscaba inspirar la transformación interior.

Cuando llega el Nuevo Año los ecos de estos remotos tiempos se escuchan en nuestros corazones como una esperanza de un futuro mejor. Por lo anterior, durante las festividades anhelamos prosperidad y salud, tal vez un nuevo objeto, quizá un viaje o una meta profesional. La lista de deseos es múltiple, pero es extraño encontrar metas para la renovación de nuestro ser.

Sabemos intuitivamente que estamos en la Tierra para crecer; buscamos armonía, amor y sabiduría, y con frecuencia oímos decir que lo fundamental es “lo de adentro”. No obstante, la mayoría de nosotros no somos completamente conscientes de la importancia del crecimiento interior y de su potencial para dar sentido a nuestra vida.

Una de las principales razones de este olvido de nuestro ser interior es la valoración excesiva del mundo de los sentidos en nuestras sociedades. Nunca antes en la historia de la humanidad habíamos tenido acceso a tantos recursos ni habíamos estado tan conectados. Y nunca antes habían aparecido con tanta fuerza los fantasmas del vacío existencial y la soledad.

Esta realidad nos invita a retornar a un espacio donde los seres humanos hemos encontrado alivio y plenitud desde tiempos inmemoriales. Este refugio es nuestro espíritu. En palabras del psiquiatra vienés Viktor Frankl, padre de la Logoterapia: “Cuerpo y mente pueden formar una unidad, la unidad psicofísica, pero esta unidad no representa todavía la plenitud del hombre. Sin lo espiritual [mundo interior] y su extensión básica, no puede existir la plenitud. Mientras sigamos hablando solo de cuerpo y mente, la plenitud nos seguirá dando la espalda” (Frankl. 1999: 43).

El Nuevo Año nos exhorta a escuchar la voz profunda de nuestro ser. Además de las reuniones familiares y las celebraciones podríamos contemplar aspiraciones para descubrir el misterio del mundo interior. El ámbito de los sentidos representa una realidad fundamental, pero considerarlo como la única existencia limita nuestra visión y reduce las inmensas posibilidades de crecimiento.

El inicio de un ciclo debería ser el punto de partida para encontrar esa parte sagrada, donde está la llave para nuestra liberación mental y emocional. Es allí donde encontraremos la sabiduría para remover nuestros obstáculos y descubriremos nuestro ser más auténtico. Nuestro conocimiento más profundo nace de las realizaciones de nuestro ser interior, pero este surgirá solo cuando sigamos la máxima escrita en el Templo de Apolo en Delfos: “Conócete a ti mismo”.

Una de las mejores aspiraciones para nuestro ser interior sería conocernos un poco mejor. Lo anterior significa ir más allá de nuestros gustos y roles en la vida. Quiere decir estar más conscientes; observar nuestros pensamientos, emociones y cuerpo; percibirnos en medio de una acción, y fundamentalmente, reconocer qué es sagrado en nosotros y cómo somos en silencio.

Este es un conocimiento que unifica, armoniza y libera el ser. En las bellas palabras del poeta místico indio, ganador del Premio Nobel de Literatura, Rabindranath Tagore: “(…) no busca un objeto más, sino el nityo’nityanam, o sea, lo permanente en todo lo que es efímero, el rasam rasatamah, el gozo verdadero que unifica todos los goces”.

El crecimiento interior, como cualquier meta trazada en el exterior, requiere voluntad y un pacto sincero con nosotros mismos. De lo contrario, los ritmos de la vida cotidiana y los hábitos pueden silenciar su realización. Una método que aprendí de mi Maestro Premananda Deva para mantener la llama espiritual fue la agenda interior. Recuerdo que en mis primeros meses aprendizaje él me sugería que creara una aspiración para conquistar aspectos de mi ser. Por ejemplo, “quiero invitar más paciencia”. Durante este periodo observaba aquellas circunstancias donde la impaciencia surgía, escribía sobre el tema, leía acerca de ello e invocaba en meditaciones y oraciones la paciencia en mi ser. Luego de este tiempo veía cómo había cambiado y ya no culpaba de mi impaciencia al mundo exterior. Mi Maestro decía: “Una agenda espiritual da dirección al ser interior”. ¿Qué significa esta frase? Que es necesario tener claridad sobre nuestras aspiraciones interiores, trabajar en ellas y poner nuestra voluntad en la dirección de la transformación.

Con el espíritu de renovación de las festividades de Nuevo Año podemos invitar la voluntad para reflexionar y contemplar nuestras aspiraciones, y hacer de este comienzo de ciclo una oportunidad para encontrar en ese espacio interior silencioso nuestra mayor potencialidad y plenitud.

3 Responses to “Las aspiraciones para el Año Nuevo (por Lakshmi Devi)”

  1. Jesucristo

    Hola amigos. Un placer saludarlos leyendo inspiraciones internas gracias desde colombia y un 2016 con buena voluntad.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: